La crónica de Leodegundo

“La Crónica de Leodegundo, de Gaspar Meana, es un cómic histórico ambientado en la Alta Edad Media y de tono realista (aunque con incursiones en el mundo mágico-onírico, muy bien tratadas, que se insertan sin mayores problemas en el tono general de la narración). La historia nos cuenta una saga familiar: en el siglo X, un monje asturiano llamado Leodegundo, escribe una crónica sobre las vicisitudes de sus antepasados a lo largo de doscientos años, comenzando por el noble godo Liuva y terminando por él mismo. Crónica que también lo es del Reino de Asturias, debido a la estrecha vinculación de su familia con los principales acontecimientos y personajes históricos de su tiempo. Las aventuras de Liuva y sus descendientes nos llevarán por toda la Hispania antigua, Al-Andalus, el Reino de Asturias, pero también por el Imperio Carolingio, la Roma de los Papas y Oriente Próximo, (Imperio Bizantino y los Califatos Omeya y Abbasí) hasta las lejanas Bizancio y Bagdad. La serie se estructura en varios ciclos (o “cantares”) según quién sea el personaje principal; así tenemos “El Cantar de Liuva” (6 volúmenes), “El Cantar de Teudán” (8 volúmenes), nieto de Liuva y bisabuelo del narrador Leodegundo, y “El Cantar de Piniol” (10 volúmenes), hermano de Teudán; más un epílogo en el que el narrador nos cuenta los hechos históricos que él vivió directamente.

Crónica Leodegundo2

Aunque el dibujo (teniendo en cuenta de las limitaciones del blanco y negro) es excelente, sin duda el punto fuerte de la saga es su guión y ambientación. Esta es sencillamente apabullante, minuciosa, muy documentada y a la vez transparente: quien no esté interesado por el marco histórico, podrá centrarse tranquilamente en las aventuras de los personajes sin tener que asistir a una clase de Historia; quien sí esté interesado podrá sumergirse en un mar de datos, desde los acontecimientos más generales a los más específicos, los monumentos y el equipamiento militar, las costumbres y las creencias… Por poner un ejemplo significativo: en un momento dado se nos muestra una panorámica de la ciudad de Córdoba y en un primer plano aparecen un anciano, un cerdo y un perro crucificados. Narrativamente no tienen más función que la que podría tener un árbol del paisaje, así que uno puede pensar que se trata de una “excentricidad” del dibujante y centrarse en la historia; pero el que sienta curiosidad, puede averiguar que esta escena grotesca es estrictamente histórica: tras la conquista del Reino Godo, los musulmanes se enzarzan a su vez en sucesivas contiendas civiles; los gobernadores del recién creado Emirato de Córdoba se suceden rápidamente, no siempre de forma pacífica. El anciano que vemos es uno de ellos, derrotado y ejecutado por su sucesor de la forma más ignominiosa posible para un musulmán de la época: crucificado entre un cerdo y un perro (ambos animales considerados impuros en el Islam).

Crónica Leodegundo4

Esto nos lleva a la visión de la época que nos propone la obra, una visión libre de todo maniqueísmo y triunfalismo, alejada de cualquier simplificación y manipulación interesada, no sólo posterior sino también de las contemporáneas a la época en que transcurren los hechos. No en vano, el personaje narrador escribe su crónica como un acto de reparación frente a los “olvidos” convenientes y los “recuerdos” arbitrarios y alterados, (cuando no directamente mentiras) de las crónicas oficiales. Esto, la sangre y el sufrimiento humanos que se ocultan bajo una línea de la Historia, la complejidad, sutileza y ambigüedad de unos hechos y seres condenados al olvido, o peor, a encajar en un mundo en blanco y negro, a reencarnarse en monigotes de una sola pieza al servicio de los intereses del poder de turno, llega a convertirse en uno (si no el principal) de los “leitmotiv” de la obra, lo que la conecta directamente con el mundo actual.”

(Tomado del blog La isla de las cabezas de piedra, publicado por Alfayate el 29 de enero de 2009. El texto ha sido modificado).

Crónica de Leodegundo1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s