Un soneto de Juan Eduardo Cirlot

A veces pienso en ti como si fueras
la misma destrucción enajenada,
como si fueras dueña de la nada
y dármela con llamas tú pudieras.

 

A veces pienso en ti como en las fieras
o como la cabeza que, cortada,
recuerda el brillo azul con que la espada
bruscamente le impuso sus fronteras.

 

Deshazme en tu color, mi tenebraria;
quémame con tu negro fuego lento
y niega mis raíces, mi existencia.

Deshazme en tu fulgor, sacramentaria
y fúndeme en el sol de tu elemento,
rompe mi aparición, rompe mi esencia.

 

Cirlot

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s