El primer libro

ninos_leyendo

Un libro de verdad afecta en mayor o menor grado a lo que pensamos y, por lo tanto, a lo que somos. Cambia, en cierta medida, el mundo que consiste, en parte, en la idea que tenemos de él, ya lo adorne y agrande, ya consuma su ruina. Pero ese desastre, esa perdición, si los superamos, pueden ser provechosos, convertirse en riqueza y alegría. No estábamos a la altura de lo que hay. Vivíamos con poco. No sabíamos. No éramos todo lo que tenemos dentro, todo aquello en lo que podemos convertirnos.

No conozco libro, cuando ha importado, que no haya hecho temblar el suelo de la existencia, dislocado la visión pobre, burda que yo tomaba, antes de que la quebrantara, por la realidad.[…]

Todos hemos sujetado temblorosos, alguno de esos libros del los que poco importa si nos han expulsado de nosotros mismos o colmado abriéndose a nuestro sentido. Precediéndolos lógicamente, está  el que establece que está el mundo y están los libros. Una especie de milagro de apariencia banal, de esencia del todo laica, quiso que fuera también, cronológicamente, el primero que yo leyera.

Pierre Bergounioux . Un poco de azul en el paisaje (2001)

Trad. David Stacey

pdf-inicio-del-libro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s