Leer sin saber leer.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay libros que, aunque parezca mentira se pueden leer…sin saber leer. Libros que están escritos en un lenguaje que no sabemos y con un alfabeto que no se corresponde con ninguno conocido. Veamos:

El Manuscrito Voynich.

   En la Biblioteca Beinecke de Manuscritos y Libros Raros, perteneciente a la Universidad de Yale se encuentra el llamado Manuscrito Voynich. El Manuscrito Voynich —su nombre se lo debe a Wilfrid Voynich, un librero polaco que en 1912 se lo compró a los jesuitas porque necesitaban dinero y decidieron vender su biblioteca— está escrito en un idioma desconocido al que se ha dado el nombre de voynichés.

Este misterioso manuscrito ha recibido incluso el sobrenombre de “la ballena blanca del desciframiento”. Por sus ilustraciones podemos aventurar que es un tratado de botánica (aunque muchas de las plantas son aparentemente inexistentes), biología, astrología y farmacia (o alquimia). Que esté escrito en un idioma desconocido fomentó durante años la idea de que podía tratarse de un fraude, que fue el propio Voynich quien lo hizo o encargó, para lo que empleó una escritura aleatoria y sin significado. Sin embargo, la datación por radiocarbono determinó que la obra se realizó entre 1404 y 1438.

detalle-de-una-pc3a1gina-del-manuscrito-voynich

La descodificación del voynichés ha sido objeto de estudio incluso del criptoanalista que durante la Segunda Guerra Mundial logró descifrar el código púrpura  de la Armada japonesa y que fundó la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, William F. Friedman. No consiguió desentrañar el Manuscrito Voynich, pero lanzó la hipótesis de que el voynichés sería una lengua  extinta. Marcelo Montemurro, de la Universidad de Manchester, analizó hace tres años el texto indagando en la entropía de las palabras (la frecuencia con la que se repite cada término). Su estudio, dice, confirma que el voynichés es un lenguaje secreto. Un año más tarde, en 2014, el profesor británico Stephen Bax, de la Universidad de Bedfordshire, anunció que había logrado desencriptar 10 palabras del manuscrito. Estos dos estudios desmontarían la idea de que Wilfrid Voynich orquestara un fraude bibliófilo.

Antes de la invención de la imprenta ( e incluso durante los primeros años de uso de este maravilloso invento) el conocimiento se transmitía por escrito mediante el método de la copia: todos los libros eran únicos porque todos habían sido escritos a mano, cada uno con sus características y la caligrafía propia del copista encargado de ese ejemplar concreto. Algo así es lo que en los años 70 del pasado siglo el editor Franco Maria Ricci editó : “el libro más raro del mundo”, como se ha llamado en innumerables ocasiones al códice realizado por Luigi Serafini (Roma, 1949):

El “Codex Seraphinianus“.

   Arquitecto de formación, Serafini ha contado varias veces que el códice es fruto de una suerte de rapto imaginativo. Una semana después de haberlo comenzado, un amigo le llamó para quedar y el artista respondió, sin pensar: “No, tengo que hacer una enciclopedia”. En ese momento fue consciente de lo que estaba haciendo. Él mismo se ha comparado con un monje benedictino, o cisterciense: desde ese día, armado de lápices y plumas de dibujo técnico, pasó aproximadamente dos años trabajando en este libro que tanto fascina.

Lo increible es que Serafini no conoció la existencia del que reconoce como “su mayor contrincante” (el Manuscrito Voynich) …¡hasta después de acabar el Codex Seraphinianus!

alcune_delle_illustrazioni_del_codex_seraphinianus_1363

En cualquier caso ambos textos están escritos en idiomas desconocidos, el voynichés y el serafiniano. Sin embargo, en el segundo caso no hay espacio para suposiciones o sospechas, porque su creador ha dicho que la lengua de su códice es inventada y no tiene significado alguno. Enfrentarse al Codex puede ser una experiencia sobre cómo es leer sin saber leer, dijo hace ni siquiera un año Luigi Serafini.

El códice de Luigi Serafini puede situarse entre obras como la Historia natural de Plinio,De Rerum Natura de Lucrecio o la enciclopedia de Diderot y d’Alambert. Parecería responder a esa necesidad tan antigua de recoger todo lo que se conoce (incluso de oídas: los bestiarios medievales incluían a seres de la mitología), si no fuera porque en este caso se trata de un mundo imaginario. El Codex Seraphinianus es un códice moderno sobre un mundo inaudito, con fascinantes ilustraciones de seres imposibles, escrito en una lengua inexistente.

El Codex es una “metarrealidad”, como ha escrito el también crítico de arte Alessandro Riva (nuestro compañero, profesor de Filosofía del Instituto parece que tiene un homónimo italiano). En la mayoría de sus ilustraciones los elementos son reconocibles, pertenecientes a este mundo, pero se combinan de tal manera que generan una sensación de extrañamiento. Italo Calvino también creador de mundos imaginarios (Las ciudades invisibles, 1972) escribió un maravilloso prólogo para el Codex Seraphinianus, en el que afirma que, como Ovidio en su Metamorfosis, Serafini “cree en la contigüidad y permeabilidad de todo el territorio del existir”, que su universo es “teratológico”.

Lo que nos conduce, de forma casi obligada, a las inquietantes figuras de “el Bosco“.

el_bosco_jardin_de_las_delicias_tabla_lateral_dcha_deta_02

 

Y para los que crecimos con las páginas del TBO como compañeras, el mundo que representa este último códice, nos hace recordar los geniales inventos del profesor Franz (de Copenhague)

invento-tbo

 

Anuncios

2 comentarios en “Leer sin saber leer.

  1. Hablando de imaginación idiomática, os invito a (re)leer el capítulo 68 de Rayuela. Está escrito en glíglico, pero creo que se entiende bien aun sin haberlo estudiado. Adelante, voynicheses, serafínicos… seres metalingüísticos todos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s