Secreto ibérico

portada

 

Hay secretos a voces y secreto de sumario. Incluso lo hay ibérico, suculenta porción del cerdo de esa raza. Secreto es lo que cuidadosamente se tiene reservado y oculto. Hay secretos más desconocidos aún, como en el más mecánico de todos los instrumentos musicales, el órgano, en el que así se llama a una parte, oculta y fundamental, el lugar sobre el que van montados los tubos, formado por un cajón que almacena el aire felizmente llamado arca de viento más un conjunto de canales y válvulas.

Un tipo de secreto especial, llamado secreto partido es el permite tocar distintos registros con la mano izquierda y derecha del mismo teclado. Esta es una de las señas de identidad del órgano ibérico, tipo especial de instrumento que floreció en la península entre los siglos XVI y XVIII, conforme al gusto y a la sensibilidad estética de españoles y portugueses. Especialmente en este último siglo, auténtico siglo de oro del órgano, hay un extraordinario desarrollo en su construcción por doquier. Los carpinteros y arquitectos disponen las fachadas más notables y ricas por encargo de cabildos y parroquias, cada vez más competidoras entre sí en el plano artístico. El afán de emulación en estos años, las rivalidades por tener el mejor y mayor órgano que pudiese construirse, hacen que el órgano ibérico alcance entre 1700 y 1800 las elevadísimas cotas de ingenio y arte que podemos admirar.

En la Tierra de Campos castellana es quizá en donde haya la mayor concentración de órganos de la península, debida a un muy limitado número de maestros organeros ( a los constructores se les llama organeros y a los intérpretes organistas ) . Uno de ellos fue Tadeo Ortega que ideó y construyó, total o parcialmente un total de 13 órganos en el sur de dicha comarca entre 1777 y 1798. Casi todos ellos ( al igual que otros muchos, de otros organeros) se conservan y aún se usan y podemos escucharlos. Al restaurar uno de ellos, el de la iglesia de Santa María, en Fuentes de Nava, apareció en su secreto un autógrafo del maestro:

“Ni soy ni he sido tejado,
aunque de canales lleno;
y para mí nada es bueno
si está húmedo, o mojado;
esta suerte me ha tocado;
y aunque de aire me alimento,
comunico mi sustento,
con medida  proporción,
y los altos bajos son
sólo con darles mi aliento.

Para un confesor mi nombre
es bueno sin duda alguna,
me ha tocado esta fortuna;
sin tener yo nada de hombre;
es verdad que hago que asombre
al hombre más entendido,
que sin haberme instruido,
hago cantar con concierto,
y con ser yo cuerpo muerto
sea causa de tanto ruido.

El cura y los mayordomos
búscalos por otra parte,
porque no quieren lisonjas
ni con su nombre cansarte.

Thadeo Ortega me hizo
en esta villa de Fuentes,
para que a Dios y a la Virgen
se den cultos reverentes.
Año de 1790
.

Inscripcion-poema-III

Original forma de hacer hablar a un órgano con dos décimas perfectas, más un romance de cuatro versos a modo de coplas o letrillas de cantos populares.

Si quieres escuchar el órgano,

https://hearthis.at/embed/918004/transparent_black/?hcolor=&color=&style=2&block_size=2&block_space=2&background=1&waveform=0&cover=0&autoplay=1&css=” target=”_blank”>Registros

 

(Información facilitada por nuestro compañero Santiago de Castro Matía)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s